Candy Dawg© Autofloreciente

(Candy Kush X Chem Dawg) X OG Kush

  • cup-winner 1º Best Indica - Autoflower World Cup
    cup-winner 1º European Plant of the Year- Autoflower- Soft Secrets
Elige tu pack
Pack
  • 1Seeds
  • 3Seeds
  • 5Seeds
  • 25Seeds

Units

-
+
Impuestos incluidos

Ciclo de vida: 10 semanas
Tipo de cultivo: Indoor/Outdoor
Dominante: Indica
Rendimiento: Masivo
THC: Alto (23 - 26%)
Sabor: Dulce Terroso
Efecto: Relajante
Experiencia: Intermedio

Puedes pagar con Visa/Mastercard, tranferencia bancaria o efectivo.

Envío gratuito a partir de compras superiores a €250

Todos los productos de Seedstockers tienen garantía de calidad.

Free seeds over 50,00 €

Envío cauteloso

Candy Dawg© Autofloreciente semillas

Un híbrido de pedigrí con un sabor audaz

En Seedstockers estamos gratamente satisfechos de presentar nuestra Candy Dawg Auto, una variedad de cannabis que sin duda se convertirá en una necesidad para tu colección de semillas automáticas, siendo especialmente indicada para todos aquellos que buscan una genética que sea fácil de cultivar y que ofrezca altos niveles de cannabinoides.
Llamada así por su apariencia espléndida y su parentesco con grandes iconos del cannabis moderno, Candy Dawg Auto es una excelente opción para cualquier amante de los híbridos que busca un efecto calmante para relajarse con sus sabrosos cogollos, capaces de hacer que cualquier día (o noche) sea un poco mejor.

Si a esto le unimos su excelente rendimiento y resiliencia ante las adversidades, estamos ante una elección segura, al aglutinar en una sola planta las mejores características de las autoflorecientes de nivel superior.

¿Cuál es el origen genético de Candy Dawg Auto?

No hay demasiadas combinaciones de tres genéticas en el mercado, por lo que esta variedad en particular es bastante especial. Y es que se trata de un potente híbrido de Candy Kush/Chem Dawg, añadiendo a esta dupla una excepcional OG Kush para obtener los máximos niveles de THC. Si no conoces los poderes de estas tres estrellas del rock, es hora de presentarlos.

Candy Kush es una variedad de marihuana híbrida que combina dos clásicos de California: OG Kush (índica, que se cree que es el fenotipo "Christopher Wallace") y Trainwreck (sativa). El resultado es una planta achaparrada y tupida típica de los linajes índica dominante (aunque se han observado fenotipos sativa que muestran más la estructura Trainwreck). Como sugiere su nombre, el sabor es dulce como un caramelo con un fuerte aroma a limón-Kush. Verás que sus niveles de THC tienden a oscilar entre el 17 % y el 19 %, por lo que es muy popular entre los cultivadores medicinales, ya que proporciona un potente subidón corporal con un pronunciado alivio del dolor.

Por la acera derecha aparece Chem Dawg, una variedad legendaria con una historia genética incierta. Si bien se cree que nació del cruce de variedades autóctonas de sativas tailandesas y nepalíes, muchos han reclamado la creación de esta cepa, incluido un relato de un complicado intercambio de semillas entre compañeros cultivadores en un concierto de Grateful Dead. Cualesquiera que sean sus comienzos, Chem Dawg se ha convertido en un elemento básico en el mercado de cannabis de EE. UU. por su sabor único con notas de diesel y pino y su subidón alegre y enérgico. Aunque tiene una cantidad moderada de THC, te golpeará fuerte y rápido, por lo que es genial para aquellos que no tienen tiempo que perder.

Y qué decir de OG Kush, una de las variedades más populares disponibles en el mercado en los últimos años. Sin embargo, aunque posee un nombre casi tan popular como Super Skunk o White Widow, sus orígenes siguen siendo en gran medida un misterio. Aunque nadie está completamente seguro, OG Kush es posiblemente un cruce de Chem Dawg e Hindu Kush o Old World Paki Kush. Es un híbrido índica dominante conocido por su alto contenido de THC que produce efectos cerebrales intensos, brindando a los consumidores una maravillosa amalgama de euforia que derrite el cuerpo y un estado mental de calma y tranquilidad. Y si alguna vez has tenido el placer de oler la OG Kush de Seedstockers, sabrás que tienen uno de los aromas más frescos que la naturaleza puede producir.

candy-dawg-auto-plant

Como puedes observar, viendo semejantes parentales de renombre mundial, la variedad Candy Dawg Auto de Seedstockers definitivamente viene bendecida desde su concepción.

candy-dawg-auto-buds

¿Qué aspecto tienen los cogollos de Candy Dawg autofloreciente?

Estamos ante una planta que presenta densos cogollos de color verde menta con matices morados y una capa de diminutos tricomas de cristal blanco escarchado. Y como si fuera una gran sorpresa, a menudo también adquieren un trasfondo púrpura bastante audaz, con tonos que van de oscuros a claros, de débil a fuerte. Entre el mar de violetas, puedes atrapar hojas de azúcar de color verde neón profundo, con pistilos de color naranja brillante que se extienden y se enroscan, directamente hacia las nubes.

Estas hojas de azúcar también son igual de deslumbrantes, con puntas que van desde el púrpura profundo hasta el burdeos y el naranja coral, que recuerdan una pintura expresionista de diseño poderoso. Esta riqueza de color y la densidad de los cogollos ayuda a que esta cepa destaque en cualquier maceta, bolsa o expositor.

Aroma de Candy Dawg Auto: un perfil de terpenos único

Cuando se aprieta un cogollo de Candy Dawg Auto, el aroma que desprende se puede definir como terroso y especiado, con toques de pino y acentos de frutas y bayas maduras al sol. Altamente aromática, esta variedad recibe muchos apoyos debido a su olor profundamente estratificado que puede ser ligeramente diferente según el cultivador. Lo que es seguro es que huele increíble: es como un cuenco de bayas con almíbar en medio de tu habitación, lo que puede llegar a ser deliciosamente abrumador.

Los terpenos principales de Candy Dawg Auto son el mirceno, el cariofileno y el ocimeno. Este último puede sonar lejano, pero el ocimeno es el monoterpeno responsable de alguno de los aromas más herbáceos y dulces de ciertas variedades de cannabis. También puede añadir cierto aroma cítrico a la marihuana, mezclado con tonos amaderados.

Los terpenos afectan el sabor, pero también brindan su propio conjunto de efectos médicos y recreativos. A este terpeno de la marihuana también se le atribuyen propiedades protectoras de la planta. Plagas como los áfidos, que pueden ser realmente dañinas para el cultivo de cannabis, tienden a mantenerse alejados de las cepas que contienen ocimeno.

Lo que está claro es que Candy Dawg Auto tiene el perfil de terpenos más único y fuerte que puedes encontrar en una auto. Incluso algunos cultivadores, tras un curado de varios meses, identifican este aroma con el de los pepinillos agridulces, por lo que sin duda también es una variedad que sorprenderá a los amantes de las extracciones más exclusivas.

¿Cuál es el sabor de la variedad autofloreciente Candy Dawg Auto?

Este aroma tan atrayente de Candy Dawg Auto viene perfectamente compensado con un delicioso sabor que recuerda a dulces y frutas. En nariz, las notas de bayas y pino se trasladan al paladar, donde persisten los sabores frutales, en concreto un gusto a limón agridulce con un rico regusto a uva morada. Al inhalar, la mayoría de las personas notan el sabor especiado/herbal, pero hay una dulzura persistente de bayas que llega a la parte posterior de la lengua e, incluso, se puede adivinar la explosión de cítricos al exhalar.

Los efectos de Candy Dawg Auto: potencia con control

Con un contenido de cannabinoides medido en laboratorio entre el 15 % y el 20 % de THCA, esta variedad es ideal para una amplia gama de usuarios. Aquellos con alta tolerancia al cannabis la encuentran aún mejor, ya que los niveles están equilibrados, ni demasiado altos ni demasiado bajos. Cuando se expone a luz, el tiempo y el calor, el THCA sufren un proceso llamado descarboxilación (la eliminación de un átomo de carbono de su molécula), mediante el cual se transforman en su forma activa: THC.

¿Cómo se describen los efectos recreativos de Candy Dawg autofloreciente?

Aunque pueda parecer un contenido de THC relativamente modesto, si estás buscando una hierba relajante que no te catapulte directamente al sofá, entonces esta es la tuya. Porque Candy Dawg Auto golpea el cerebro lentamente y envía ráfagas de energía para que puedas atravesar por una sesión altamente creativa. Es la opción para un estimulante que no solo te hará más feliz, sino que también te concentrará e incluso te dará más hambre.

Porque, al igual que la lluvia sobre un techo de hojalata por la noche, Candy Dawg Auto tiene una forma especial de relajarte hasta la médula. El subidón comienza con una acumulación lenta de efectos después de tu exhalación final, y se abre paso en tu mente con un impulso calmante que alivia cualquier pensamiento negativo o acelerado.

Descubrirás que tu mente se siente relajada y ligeramente desenfocada con una incipiente sensación de euforia creativa que hace que los engranajes mentales se pongan en marcha, así que intenta usar un poco de esta cepa para trabajar en un proyecto olvidado hace mucho tiempo.

La alegría te alcanzará a medida que tu subidón continúe, pero prepárate para bajar de la mejor manera posible. Si eres sensible al cannabis, puedes esperar quedarte dormido bastante profundamente, mientras que otros pueden sentirse intensamente relajados hasta el punto de quedar atascados en el sofá.

¿Qué efectos terapéuticos ofrece Candy Dawg Auto?

Dado que es un híbrido equilibrado, esta variedad ofrece lo mejor de varios mundos en lo que respecta al alivio terapéutico. Generalmente, se usa para tratar diferentes tipos de dolor y es bastante buena en este trabajo. Pero también los usuarios que a menudo tienen noches tristes disfrutarán viendo cómo su ansiedad y depresión se disuelven, dejando espacio para la capacidad de conciliar el sueño.

El estrés crónico, los síntomas de la artritis e incluso los problemas de apetito también pueden tratarse fácilmente con esta genética, lo que la convierte en una que deberías tener a mano en todo momento. Además, la longitud temporal de sus efectos no es muy larga: después de una hora, sentirás que estos se desvanecen poco a poco.

candy-dawg-auto-flores
candy-dawg-auto-flor

Morfología de Candy Dawg autofloreciente

Debido a su genética autofloreciente, Candy Dawg Auto se desarrolla de forma compacta, pero vigorosa, manteniendo un buen espacio internodal entre cada brote y muchas ramificaciones laterales, lo que le da la apariencia de un arbusto navideño. A medida que florece, el espacio internodal se acorta, permitiendo que los cogollos se apilen en cada entrenudo, provocando una ramificación lateral bastante gruesa llena de cogollos satélite, que termina en una cola central principal muy alta que se dispara más allá del resto.

Destaca por ser una planta super robusta y muy alta para ser una autofloreciente, con ramas flexibles que aguantan muy bien el peso de sus cosechas superiores a la media. Si le das mimos y cuidados (aunque no necesita muchos) te premiará con ejemplares de hasta 100 cm. Además, el gran trabajo de estabilización y desarrollo realizado por los ‘breeders’ de Seedstockers te garantiza la obtención de plantas muy homogéneas que te ayudarán a optimizar mejor tu espacio de cultivo.

Cocinando con Candy Dawg Auto

Si eres de los que se pierden entre los fogones, las notas ahumadas de una salsa barbacoa combinarán muy bien con el terpeno dominante, mirceno, de Candy Dawg Auto, agregando un poco de dulzura picante a la mezcla. Dado que sugerimos probar esta cepa después de un día estresante, también es posible que desees consultar (por ejemplo) una receta de sorbete de pomelo rosa para terminar la jornada como si fueras un marqués enfundado en una camisa hawaiana. A medida que el sorbete ácido se derrita en tu boca, también lo harán tus penas y los pensamientos de quienes las causaron.

manual de cultivo

Todo lo que necesitas saber sobre el cultivo de Candy Dawg autofloreciente

La mayoría de cultivadores probablemente estaría de acuerdo en que cultivar marihuana Candy Dawg Auto es de una dificultad intermedia. Como es característico de casi cualquier variedad de dominancia índica, la mayoría de fenotipos creceran cerca del suelo con una figura arbustiva, lo que la convierte en una variedad de marihuana muy adecuada de cultivar en ambientes donde la discreción es una necesidad, ya sea al aire libre o abrigada por una terraza o balcón.

¿Cómo es el cultivo en interior de la variedad Candy Dawg autofloreciente?

En interior, esencialmente, es el lugar más adecuado para cultivar Candy Dawg Auto, ya que no hay que preocuparse por el espacio en su dimensión vertical. Además, en interior es más fácil mantener las plantas lejos de la humedad y la lluvia, así como lograr una temperatura estable.

Los métodos de cultivo en tierra son probablemente los mejores para plantar las semillas de Candy Dawg autofloreciente, porque la hidroponía en interiores a veces puede provocar un aumento de la humedad, lo que se vuelve dañino para las plantas. La hidroponía podría funcionar, pero sería necesario implementar medidas adicionales, como un deshumidificador las 24 horas, para tener éxito.

En caso de que plantes las semillas de Candy Dawg Auto en macetas, recuerda siempre ofrecerle un contenedor lo más grande posible, para evitar cualquier estrés por trasplante. Una maceta de 15 litros o superior es perfecto si quieres plantas individuales, siempre con un sustrato suelto y aireado para una mayor expansión de las raíces. Si quieres trabajar por metros cuadrados, se pueden colocar 9 macetas de 11 litros por metro cuadrado para obtener excelentes resultados.

Pero cuidado con pasarte: con el cannabis menos es más y el hacinamiento puede hacer que las plantas se enfrenten entre sí. Bueno, no es como si empezaran a traicionarse o algo al estilo de ‘Juego de Tronos’. Las plantas superpobladas tienen que luchar por los recursos existentes, como la luz y el aire. Y algunas dominarán y prosperarán, mientras que es posible que otras no sobrevivan. Reducir el hacinamiento reducirá las posibilidades de que las plantas se vuelvan unas contra otras. Además, las plantaciones superpobladas tienden a tener un flujo de aire deficiente, por lo que si dejas que la situación se salga de control, podrías terminar sofocando tus plantas.

Debido a su tamaño achaparrado y recogido, Candy Dawg Auto no necesita grandes cantidades de recursos nutricionales. Sin embargo, en la intimidad es bastante glotona y una gran bebedora de agua, por lo que tampoco se sentirá a disgusto con un régimen de alimentación más intenso de lo normal.

Recuerda que el ciclo de cultivo de Candy Dawg Auto es de alrededor de 11 semanas desde la semilla a la cosecha, con un periodo de floración que va de las 7 a las 9 semanas. Un rendimiento de interior suele ser de alrededor de 350-500 gramos por metro cuadrado, siempre con un ciclo de 20 horas o más de luz, con rendimientos al aire libre que oscilan ligeramente por encima de los 110 gramos por planta.

¿Cómo cultivar Candy Dawg Auto en exterior?

Candy Dawg Auto tiene genes ruderalis corriendo por sus venas, lo que le confiere una resistencia excepcional frente a las adversidades y las fluctuaciones de temperatura. Aun así, crece mejor en un clima templado y seco como puede ser el Mediterráneo o el de California, donde ofrecerá su mejor cara. Sin embargo, este híbrido también funcionará increíblemente bien en climas más templados o incluso fríos, siempre con la protección de un invernadero.

Dado que esta versión florece a partir de las 3-4 semanas independientemente de las horas de luz solar recibida, puedes producir varias cosechas en una temporada si las condiciones son adecuadas. Sin embargo, si solo quieres hacer un cultivo, aprovecha para plantar a principios de verano para sacar lo mejor de ella, ya que la mayor intensidad de la luz solar hará que crezca de forma más vigorosa.

Debido a su baja estatura, para cultivar Candy Dawg Auto se debe encontrar una ubicación con una cantidad adecuada de pleno sol, de modo que incluso las hojas que se encuentran cerca del suelo reciban la mayor cantidad de insolación posible. Además, se recomienda un área al aire libre que esté seca y sin humedad ni exposición a la lluvia.

Porque incluso si Candy Dawg Auto es naturalmente bastante resistente a la botrytis, el mildiu o las plagas, mojar este cultivo puede resultar problemático. Sin embargo, no tendrás que preocuparte por los bichos, porque estas pequeñas criaturas desprecian absolutamente el sabor amargo de esta variedad de marihuana y se mantienen alejados de ella. ¡Recuerda las propiedades del terpeno ocimeno!

   Otros consejos de cultivo que te harán sacar lo mejor de la variedad Candy Dawg autofloreciente

candy-dawg-auto-planta

Entrenando a tu Candy Dawg Auto. Lo mejor es completar el proceso de formación durante la etapa vegetativa. Es fundamental actuar rápido porque esta etapa es de solo un par de semanas en autos. Recomendamos usar un método de entrenamiento de bajo estrés (LST, por sus siglas en inglés), como empujar las plantas hacia abajo para ayudar a impulsar el crecimiento hacia arriba.

No debes podar una planta autofloreciente de la misma manera que una fotoperiódica. En primer lugar, toda poda debe comenzar muy temprano en su corto ciclo de vida, o de lo contrario se corre el riesgo de obstaculizar su crecimiento.

Recomendamos cultivar plantas autoflorecientes tanto en interior como en exterior. Idealmente, las plantas crecerán en una habitación con una temperatura de 20 a 25 ºC con 50 a 70 % de humedad.

La iluminación las 24 horas resultará en un rápido crecimiento inicial. Sin embargo, suele ralentizarse al cabo de unas semanas porque la planta no tiene el descanso adecuado y necesita algunas horas de oscuridad cada día para procesos metabólicos específicos. El horario 18/6 es la más sensata porque ofrece un delicado equilibrio de mucha luz con amplio descanso. ¡También ahorras dinero en tu factura de energía! El horario 20/4 es potencialmente un término medio feliz.

Como puedes cultivar de 4 a 5 cosechas al año, ¡se acumulan muchos cogollos con Candy Dawg auto! También recomendamos preparar la siguiente cosecha mientras recoges la anterior. El hecho es que no tienes que preocuparte por cambiar la iluminación porque tus plantas florecen automáticamente.

¿Dónde comprar semillas autoflorecientes de Candy Dawg al mejor precio?

Candy Dawg Auto es una variedad de marihuana fuerte y resistente, cuyos sencillo cultivo no debería perderse nadie que desee conseguir efectos equilibrados pero contundentes. Legítimamente hablando, debería ocupar un lugar esencial en el botiquín de los pacientes de marihuana medicinal y también en las colecciones de genéticas recreativas.

Gracias al gran trabajo de estabilización de nuestros criadores, el buen servicio de atención al cliente y una imagen de marca sólida, Seedstockers está preparado para ofrecerte semillas de Candy Dawg Auto de la mejor calidad y al mejor precio del mercado.

No pierdas esta oportunidad de descubrir mediante su cultivo un híbrido autofloreciente de esos que te dejan con la satisfacción del trabajo bien hecho. Y con un sabor y aroma de los más audaces del mercado. ¿Necesitas más razones para hacerte con sus semillas?

También Interesante

Seedstockers España Reviews with ekomi.es